Son Más rentables Más eficientes Más sustentables

Hay suficiente evidencia que la nueva forma de hacer empresa es más rentable que la tradicional.

Y es lógico, una empresa inspirada por los nuevos valores  no solo será mejor valorada por los consumidores, sino también por sus colaboradores y todos los grupos de interés.

La sociedad exige cada vez más organizaciones con sensibilidad y capacidad para generar valor ético, social y medioambiental, además del económico.

Hoy se está hablando de negocios inspirados en un propósito superior que sean capaces de movilizar transversalmente a toda la organización y en donde la actividad de la empresa busca agregar valor a la totalidad de los involucrados: accionistas, colaboradores, proveedores, clientes, comunidades, sociedad, Estado y medio ambiente.